miércoles, 24 julio 2024

¡Sánchez y Clavijo responsables! Desidia en el uso de instalaciones militares en Canarias

 

S. Calleja(OPINIÓN)

No logro entender por qué la gestión de la crisis migratoria en Canarias ha sido tan deficiente y descoordinada, reflejando una desidia compartida tanto por el Gobierno central como por el autonómico. Esta mañana, leyendo un comentario en Facebook, me quedó claro que la falta de acción y previsión no tiene otro nombre más que incompetencia, una incompetencia que afecta tanto a los gobiernos autonómicos como al central.

La noticia de que Canarias ha comenzado a montar carpas para acoger a niños y jóvenes migrantes en nuestro muelle de Naos, en Arrecife, es un triste reflejo de esta realidad. La primera caseta se ha instalado de forma preventiva, a la espera de una reforma legal que permitirá el reparto de menores. Sin embargo, este movimiento parece ser más una medida desesperada que una solución a largo plazo.

El acertado comentario en la red social que leí por casualidad señalaba: "Ya está bien de hacer demagogia con este asunto...…". A partir de ahí, vi la luz.

 No sé si lo saben, pero el Gobierno central ha permitido que algunas comunidades autónomas decidan unilateralmente si participan o no en el reparto de migrantes, todo para ganar unos cuantos votos y mantener a Sánchez en la Moncloa. Este enfoque irresponsable deja a Canarias lidiando con una carga desproporcionada, sin el apoyo necesario para manejar la situación.

El Gobierno de Canarias que saca alegremente a su equipo para insinuar que el ejército no es generoso con sus instalaciones, ha recibido numerosas instalaciones militares a lo largo de los años, que ahora están infrautilizadas o en estado de abandono por falta de mantenimiento. Estas instalaciones podrían haber sido adaptadas para acoger dignamente a los migrantes, menores y mayores, pero la falta de gestión y previsión las ha dejado inservibles. Instalaciones como las Raíces y las Canteras en Tenerife, el Polvorín Barranco Seco y el antiguo Regimiento Canarias 50 en Gran Canaria, el Matorral en Fuerteventura, así como otras en El Hierro, podrían haberse acondicionado para esta crisis, pero no se ha hecho.

EL EJERCITO MÁS NECESARIO QUE NUNCA

La gestión eficiente de espacios amplios es fundamental para aumentar la capacidad de respuesta en situaciones de emergencia. Un ejemplo claro es el cuartel de Arrecife, que, aunque utilizado regularmente por unidades militares para ejercicios de presencia, también se adapta estratégicamente para enfrentar catástrofes.

En situaciones de emergencia, como la erupción volcánica en La Palma, el acuartelamiento El Fuerte fue crucial. Se transformó en refugio para los afectados, albergando tanto a civiles como a personal de emergencias y militares. La instalación de carpas en áreas abiertas, como campos de fútbol, permitió maximizar el espacio disponible y proporcionar un refugio inmediato y eficiente.

La rápida respuesta y la adaptabilidad de las unidades militares fueron esenciales. Durante la crisis volcánica, una unidad del Ejército de Tierra, ya presente en la isla, fue la primera en intervenir, apoyando al personal del cuartel en la instalación de tiendas y camas para los afectados. Este despliegue demostró la importancia de mantener instalaciones militares preparadas y versátiles.

El cuartel de Lanzarote cumple un cometido estratégico que impide su desafectación, ya que garantiza una respuesta rápida y eficaz ante catástrofes o amenazas militares. Aunque la capacidad del ejército es limitada, se opta por proyectar temporalmente unidades y mantener instalaciones listas para ser ocupadas en caso de necesidad.

Desde el 1 de julio, la operación Centinela Tinerfeño ha estado vigilando las zonas forestales en Tenerife, en apoyo al Cabildo, demostrando una vez más la importancia de la coordinación y la intervención militar en la gestión de emergencias. Esta operación, dirigida desde las FFAA en nuestras islas , es un ejemplo del compromiso y la capacidad operativa de los militares en situaciones críticas, replicándose también en Galicia con similares propósitos y dirigidos desde el ejercito también  en  Canarias .

Importancia del Ejército en Canarias: un clamor por la realidad

Es fundamental poner fin a la demagogia y la frivolidad en el discurso sobre las instalaciones militares en Canarias. No se debe culpar a los militares de problemas que no son de su competencia. En realidad, su presencia es más necesaria que nunca en el archipiélago. La clase política debe dejar de utilizar a los militares como peones en sus juegos de poder y, en su lugar, reconocer la importancia de invertir en las capacidades y condiciones de trabajo de estas fuerzas y al mismo tiempo en las instalaciones que ellos han cedido.

Da la sensación de que no hay lideres dispuestos a tomar decisiones difíciles y actuar con la urgencia que la situación requiere. La crisis migratoria en Canarias demanda una respuesta seria y comprometida, tanto hacia los migrantes como hacia los ciudadanos canarios.  Ya no estamos en los 80 y 90, donde estaba de moda ningunear la labor del ejército en nuestra tierra. Es imperativo que las autoridades comprendan la relevancia del ejército en la región y trabajen para fortalecer su capacidad de respuesta y apoyo en tiempos de crisis. Esto no solo beneficiará la seguridad y estabilidad de Canarias, sino que también garantizará un trato justo y digno a quienes arriesgan sus vidas en busca de un futuro mejor.

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses