jueves, 18 abril 2024

El futuro del Islote del Francés: Uso público sin coste para Arrecife, decreta el TSJC

PJ

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha zanjado una de las disputas más prolongadas y controvertidas en materia de urbanismo y propiedad en las Islas Canarias. La sentencia, dictada el pasado 22 de febrero de 2024, ha desestimado el recurso de "Inversiones Islote del Francés SL", propietaria del emblemático Islote del Francés, contra la clasificación de este suelo en el Plan General de Ordenación Urbana de Arrecife como "no consolidado" y destinado a uso público, sin necesidad de expropiación.

El caso se remonta al año 2019 cuando la sociedad propietaria del islote impugnó los acuerdos municipales que rechazaban su expropiación forzosa, una maniobra que amenazaba con una compensación económica de más de 200 millones de euros al ayuntamiento. Esta cifra se elevó incluso hasta los 210 millones en reclamaciones posteriores, cifras astronómicas que ponían en vilo las arcas municipales y el futuro urbanístico de Arrecife. El TSJC, en su sabiduría y tras un exhaustivo análisis, determinó que el Islote del Francés no cumple con los requisitos para ser considerado suelo urbano consolidado, avalando así la clasificación realizada por el Plan General de Arrecife en 2004.

Este fallo no solo pone fin a una larga batalla legal sino que también establece un precedente importante en la gestión y clasificación del suelo urbano, al confirmar que el destino del islote será de uso público, en beneficio de la comunidad y sin coste alguno para el Ayuntamiento. Además, el tribunal ha esbozado el camino a seguir para la compensación de los propietarios, que no será mediante una indemnización monetaria directa, sino a través de la adjudicación de parcelas en áreas como La Bufona y Naos.

Esta metodología de compensación, innovadora y justa, permite al municipio adquirir el suelo necesario para el disfrute público sin desembolsar grandes sumas de dinero, mientras que asegura a los propietarios una compensación adecuada por medio de terrenos en sectores de desarrollo urbano. La decisión del TSJC no solo es una victoria para el Ayuntamiento de Arrecife y sus habitantes sino que también envía un mensaje claro sobre la importancia del interés público sobre intereses particulares en la planificación y desarrollo urbano. El Islote del Francés, por tanto, se erige ahora no como un símbolo de disputa, sino como estandarte de lo que la comunidad puede lograr cuando el bien común prevalece.

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses